Noches de Candanga

Proyecto enfocado en la mejora de la calidad de vida a través de la cultura en la pedanía de La Pinilla, Fuente Álamo. Un asentamiento que cuenta hoy con 400 habitantes, ligado durante siglos a una determinada forma de vida y a una cultura propia, en el que la realidad actual hace necesaria la construcción de nuevos procesos culturales vinculados a los contextos existentes.

Su objetivo es impulsar el conocimiento y poner en valor de patrimonio cultural de este núcleo rural, fomentando procesos participativos entre sus habitantes y fortaleciendo la continuidad de las tradiciones, como modo de entender lo social, lo económico y lo medioambiental, mediante un proceso de creación compartida con la ciudadanía, con la mirada puesta en el arte contemporáneo.

El proceso queda recogido en el audiovisual realizado por Joaquín Clares que sumerge al espectador en un viaje visual y sonoro a través de la historia de este asentamiento, sus habitantes, las obras creadas por los artistas plásticos, las fotografías de sus vecinos y los haces de luz en el cielo nocturno referenciando sus molinos, que sirven también de referencia para la banda sonora de la pieza.